Higiene postural en el trabajo de oficina

La buena higiene postural en el trabajo de oficina es esencial para evitar dolores musculares, sobre todo el de espalda, pues la mayoría de problemas dorsales o cervicales vienen dados por una mala postura corporal. En el artículo de hoy os contamos unos trucos para mejorar tu higiene postural en el trabajo y evitar dolores de espalda y cuello.

Higiene postural trabajo de oficina | Clínica VegaSalud

¿Por qué es esencial una buena higiene postural en el trabajo de oficina?

Sentarse en el filo de la silla, cruzar las piernas, echarse hacia delante para acercarse a la pantalla… Nuestro cuerpo tiende a adaptarse a las posiciones que adoptamos durante largo tiempo. Estas posiciones no siempre son las más adecuadas para nuestra salud y pueden acarrear problemas diferentes como dolores de cabeza, de mandíbula, hernias discales, fatigas, o incluso depresiones. 

Corregir nuestra postura y seguir unos buenos hábitos de higiene postural nos harán disminuir el riesgo de sufrir este tipo de problemas.

Desde nuestro centro de fisioterapia en Almería sabemos que cambiar de hábitos no siempre es fácil, por eso os vamos a dejar una serie de trucos para mejorar la higiene postural en el trabajo.

Hábitos indispensables de higiene postural

La mayoría de las lesiones de espalda se producen en el horario laboral y pocas veces las corregimos al llegar a casa. Seguir estos sencillos hábitos te ayudará a aliviar y prevenir esos dolores:

  • Apoyar los pies en el suelo: la silla debe estar correctamente regulada para que nos permita apoyar perfectamente los pies en el suelo. De no ser posible, necesitaremos un reposapiés.
  • Rodillas y cadera en un ángulo de 90º: las rodillas y la cadera deben estar alineadas en un ángulo de 90º, es por eso que debemos evitar cruzar las piernas o colocar los pies de cualquier manera.
  • Nuestra espalda debe mantener su curvatura normal: las sillas ergonómicas nos ayudan a mantener la curvatura normal de nuestra espalda (sobre todo en la zona lumbar). De no tener una silla ergonómica deberemos colocar un cojín en la zona lumbar para aliviar la tensión.
  • La pantalla debe estar a la altura de los ojos y a una distancia de 45cm, así evitarás una excesiva tensión en el cuello, espalda y hombros.
  • Colocar el teclado a la altura de los codos: es importante que puedas apoyar los brazos de forma que los hombros estén relajados y las muñecas se encuentren niveladas con el teclado.
  • Es bueno levantarse cada 50 minutos y dar paseos de 5 minutos.

Ejercicios básicos de higiene postural en el trabajo de oficina

Además de aprender a mantener una higiene postural correcta mientras estamos sentados es bueno realizar una serie de ejercicios básicos para ayudar a relajar los músculos y aliviar los posibles dolores que aparezcan.

Estiramientos controlados

Ya hemos aprendido que mantener una buena postura mientras estamos sentados es esencial pero la jornada laboral es muy larga y, sin darnos cuenta, nuestra espalda se va doblando, el cuello también, vamos acercando la nariz al teclado, etc. Por eso realizar estos estiramientos de vez en cuando ayudará a relajar la tensión muscular:

  • Siéntate correctamente apoyando toda la espalda en el respaldo de la silla y las plantas de los dos pies en el suelo.
  • Mira hacia delante asegurándote de que el cuello está recto y los hombros relajados.
  • Eleva ambos brazos hacia arriba estirando todo lo que puedas la columna vertebral mientras tomas aire lentamente.
  • Mantén la postura estirada durante dos o tres inhalaciones y después expulsa el aire bajando lentamente los brazos.
  • Repite el ejercicio cinco veces.

Movimientos de cuello

Nuestro frágil cuello soporta el peso de la cabeza a diario y sufre más de lo que nos imaginamos, es por eso que una buena higiene postural y este ejercicio nos ayudará a relajarlo:

  • Siéntate correctamente en la silla apoyando toda la espalda en el respaldo y las plantas de los dos pies en el suelo.
  • Cierra los ojos, baja la barbilla ligeramente y mueve el cuello lentamente hacia tu hombro izquierdo mientras cuentas hasta cinco.
  • Lentamente gira el cuello hasta que vuelva a la posición inicial.
  • Toma aire y repite el giro, pero esta vez hacia tu hombro derecho.
  • Haz varias veces este ejercicio de negación muy despacio y controlando en todo momento la amplitud del movimiento.

Higiene postural trabajo de oficina | Clínica VegaSalud

Siguiendo esta serie de consejos conseguirás evitar muchas lesiones musculares y dolores provocados por las malas posturas mientras trabajamos. Cuesta poco cuidarse, pero aporta muchos beneficios para la salud a largo plazo.

Y si ya sufres de este tipo de dolores en Clínica Vegasalud ofrecemos tratamientos y servicios personalizados y adaptados a tus necesidades. Puedes consultarnos cualquier duda a través del 673 87 43 34 o en info@clinicavegasalud.com.

 

Lesiones en los deportes de invierno: las más comunes y cómo evitarlas

Durante los meses de enero y febrero, y más ahora con la nieve que ha dejado Filomena, es el momento perfecto para practicar deportes de invierno como esquí o snowboard. Si bien es cierto que ningún deporte está libre del riesgo a lesionarse podemos reducir la posibilidad con las precauciones adecuadas. En el artículo de hoy os contamos las lesiones más comunes en los deportes de invierno y cómo evitarlas.

Lesiones deportes de invierno | Clínica Vegasalud

Los deportes de invierno son una manera excelente de mantener la actividad física durante los meses de más frío cuando el resto de deportes se hace algo más complicado de practicar. El esquí, el snowboard o el patinaje sobre hielo nos ayudarán a mantener un buen estado de nuestro cuerpo y salud física, además de ser actividades muy divertidas. Pero como en cualquier otro deporte, las lesiones, si uno no se prepara, son habituales, sobre todo a final de la jornada cuando hace frío, estás cansado pero aún así intentas esforzarte en esa última carrera.

Lesiones más comunes en los deportes de invierno

Como ya hemos dicho, en cualquier deporte pueden ocurrir lesiones, pero los deportes de invierno tienen una dificultad añadida al ejecutarse en condiciones meteorológicas adversas: bajas temperaturas, humedad, hielo, nieve dura, …

Estas son las lesiones más comunes, debidas generalmente, a gestos incorrectos o malas prácticas.

Luxaciones de hombro

Al golpearnos sobre una superficie dura como puede ser la nieve o el hielo, corremos el riesgo de dislocarnos el hombro. Esta lesión, extremadamente dolorosa, necesita atención médica inmediata pues puede derivar en hombro congelado o inmóvil.

Lesiones de espalda

Los golpes en la espalda con traumatismos en la cabeza suelen ser frecuentes en deportes como el snowboard en el que el deportista suele caerse hacia atrás. Se debe tener mucho cuidado pues si el impacto es muy fuerte, se puede llegar a dañar órganos internos.

Pulgar del esquiador

Esta lesión ocurre cuando un esquiador cae y dobla la mano hacia atrás para sujetar el palo de esquí. Esto hace que el ligamento de la articulación del pulgar se rasgue y en algunos casos, la falange (hueso del pulgar) se fracture. Es por eso que en el esquí, si sufres una caída, lo mejor es que sueltes los palos.

Lesión de rodilla

Esta es la lesión más habitual entre los que practican los deportes de invierno pues la rodilla es la articulación que más esfuerzo soporta. Las lesiones más frecuentes se producen cuando se da la rotación de la rodilla sobre el tobillo fijado a la bota. Mantener la postura adecuada cuando practicamos deporte es imprescindible para que las rodillas no sufran tanto impacto.

Esguince

Otra lesión bastante habitual son los esguinces, sobre todo para aquellos que practican esquí de fondo porque la bota es blanda y más baja. Los esguinces leves necesitan poco más que una bolsa de hielo y elevación. En cualquier caso, es importante recibir tratamiento de inmediato pues de lo contrario, podríamos desarrollar problemas más serios que nos dificulten en el futuro.

Consejos para prevenir las lesiones en los deportes de invierno

Las lesiones mientras practicamos deporte no siempre se pueden evitar, pero siguiendo unos sencillos consejos podemos hacer que la probabilidad de sufrirlas sea mucho menor.

  • Haz descansos de forma regular. El agotamiento muscular puede aumentar la posibilidad de lesión. Aprovecha esos descansos para hidratarte, tomar un tentempié (fruta y frutos secos son imprescindibles en nuestra mochila) y recuperarte.
  • Vigila la previsión del tiempo. En invierno hay que tener mucho cuidado con los temporales. Un día soleado se puede convertir en frío y oscuro. Las previsiones en sitios de montaña han de mirarse de manera muy frecuente.
  • No vayas solo. Si vas solo, fuera de pista y sufres una lesión el riesgo de que no puedas obtener ayuda es mucho mayor.
  • Calienta antes siempre. Los músculos se tensan cuando baja la temperatura y los vasos sanguíneos se contraen. Como resultado, es más probable que se desarrolle un calambre muscular, y eso aumenta el riesgo de una lesión más grave.
  • Usa un buen equipo de protección. Las lesiones más comunes en los deportes de invierno se pueden minimizar, o prevenir por completo, usando un equipo de protección adecuado. Casco, coderas, rodilleras, muñequeras o gafas de sol son muy importantes.
  • Usa la ropa adecuada. La ropa de invierno debe mantenernos abrigado y protegernos de las quemaduras del sol, de viento y de la congelación. Además, ha de ser flexible y que nos de libertad de movimiento.
  • Revisa el estado de tu equipo. Asegúrate de que nada esté defectuoso y de que el material (esquís, botas, patines, tabla etc.) está en buenas condiciones.
  • Practica las técnicas adecuadas. Una postura inadecuada o utilizar mal el equipo hace que tengamos muchas más posibilidades de sufrir una lesión. Aprender a practicar el deporte debidamente es muy importante en este tipo de deportes.
  • Aprende a caer. Es muy importante aprender a caer bien pues las caídas en un tipo de suelo tan duro como es la nieve o el hielo pueden derivar en lesiones de espalda y médula.
  • Reconoce tus limitaciones. De nada sirve forzarse demasiado o intentar hacer pistas y técnicas sin la experiencia necesaria. Esto solo derivará en lesiones innecesarias.

Lesiones deportes de invierno | Clínica Vegasalud

Ahora que ya sabéis cuáles son las lesiones más habituales en los deportes de invierno y cómo evitarlas os recomendamos que ante todo seáis precavidos y prudentes practicando este tipo de deportes y que siempre sigáis las reglas.

Desde la Clínica Vegasalud siempre recomendamos que cuando estas molestias sean frecuentes deberá ser el médico quien valore el caso y el tratamiento a convenir pues en la mayoría de los casos los dolores remiten con el tratamiento fisioterapeútico. En Clínica Vegasalud ofrecemos tratamientos y servicios son personalizados y adaptados a tus necesidades. Puedes consultarnos cualquier duda a través del 673 87 43 34 o en info@clinicavegasalud.com.

 

 

 

Lesiones más habituales en los jugadores de pádel

El pádel es uno de los deportes de raqueta que más popular se está haciendo y que cuenta cada día con más adeptos. Pero como cualquier otro deporte, en exceso y sin la preparación y los cuidados necesarios, puede provocar lesiones a quienes lo practican. En este artículo os contamos cuáles son las lesiones más habituales en los jugadores de pádel.

lesiones habituales pádel

El motivo de la gran popularidad del pádel se debe a que es un deporte atractivo para cualquier público debido al tamaño característico de la pista, por tener una exigencia física moderada y ser accesible para todos. Aún así, el pádel es considerado un deporte lesivo. Los impactos, repeticiones, giros, arrancadas, golpeos y frenadas, hacen que sea una practica deportiva que conlleva abundantes lesiones.

Factores que influyen en las lesiones

Para que las lesiones se produzcan durante el deporte existen muchos factores que las favorecen.

Podemos encontrar 2 tipos de factores, los cuales son:

Factores extrínsecos (exposición a factores de riesgo)

  • Características fisiológicas
  • Características biomecánicas
  • Características psicológicas
  • Falta de concentración
  • Edad
  • Deterioro del cuerpo
  • Historial de lesiones y recuperación inadecuada
  • Falta de preparación física
  • Alimentación
  • Fatiga
  • Sobreentrenamiento
  • Realización de conductas de riesgo
  • No calentar
  • Motivación
  • Estrés
  • Ansiedad

Factores intrínsecos (predisposición del deportista)

  • Deficiencias de las condiciones ambientales
  • Tipo y estado del pavimento deportivo
  • Juego intenso
  • Equipamiento

Lesiones más habituales en el pádel

Según un estudio epidemiológico de las lesiones en España, el pádel es el 6º deporte con mayor número de lesionados (el fútbol ocupa el primer puesto). Además, es el 2º deporte que mayor porcentaje de rehabilitación necesita. Estas son las lesiones más frecuentes:

Epicondilitis

Esta lesión, conocida como “codo de tenista”, es una lesión muy dolorosa que se produce en el brazo y antebrazo, nos impide coger objetos y por supuesto cogerlos con fuerza.

Normalmente se origina por una acumulación de microtraumatismos y movimientos repetitivos del codo. Puede provocarse por una elección incorrecta del peso de la pala de pádel o por un balance inadecuado de la misma.

El tratamiento es largo y requiere de mucho reposo y seguimiento de un fisioterapeuta.

Fractura del escafoides

El escafoides es un pequeño hueso de la muñeca. Este huesecillo soporta microtraumatismos constantes en jugadores de pádel y puede derivar en fractura. Si existe fractura, los síntomas son dolor intenso que persiste al apoyar muñeca (flexión dorsal) y al movilizarla hacia extensión impidiéndonos la movilidad.

Su tratamiento es bastante complejo y puede requerir el paso por el quirófano o una inmovilización total de la muñeca.

Contracturas

Las contracturas son de las micro lesiones musculares que más se dan en el pádel. Suelen ser leves y en muchas ocasiones no les prestamos atención pero pueden convertirse en algo más grave. La mejor forma de combatirlas es realizando calentamientos previos al ejercicio con suficiente intensidad.

Una contractura leve puede durarnos un par de días, se recomienda aplicar hielo, masajes, reposo y, en caso necesario, acudir a alguna sesión con el fisioterapeuta.

Fascitis plantar

La fascitis plantar es la inflamación de la fascia que se encuentra en la planta de pie y que conlleva mucho dolor impidiéndonos saltar, correr e incluso andar.

Esta lesión puede darse por la elección de un mal calzado para el ejercicio, por un apoyo incorrecto en la forma de jugar a pádel, o, incluso en ocasiones puede ser por un exceso de horas de juego.

Al ser muy dolorosas requiere el seguimiento de un médico, reposo y ejercicios de rehabilitación.

Esguince de tobillo

Este tipo de lesión se produce al realizar un mal gesto y llevar a los ligamentos de la articulación a un sobreestiramiento o distensión. La lesión de esguince dependerá del momento que se produce la lesión y del grado del mismo (existen 3 grados).

Dependiendo del grado de lesión nos puede inhabilitar unos 10 días, aunque siempre podremos reducir tiempos con la ayuda de un fisioterapeuta.

Lesiones de hombro

Se pueden producir diversas lesiones en el hombro mientras se juega al pádel, pero la más común es la tendinitis en el manguito rotador, que se produce por movimiento repetitivos en posición de estrés muscular.

Es una lesión bastante dolorosa que puede incluso desencadenarse por la noche y complicarnos el descanso, pérdida de fuerza y gran limitación en la movilidad del miembro superior.

Esta lesión requeriá el seguimiento de un médico, reposo y ejercicios de rehabilitación.

Lumbalgia

Esta lesión se traduce como un dolor localizado en la parte inferior de la espalda y produce un malestar continuado y la necesidad de guardar reposo. La lumbalgia puede producirse por la asimetría que conlleva el pádel y la cantidad de impactos sobre una superficie dura, los giros y la flexión, extensión y rotación de la columna vertebral.

Para aliviar esta lesión es recomendable llevar a cabo un trabajo de rehabilitación y readaptación física.

 

Aquí os dejamos un vídeo sobre cómo evitar las lesiones en jugadores de pádel.

Ahora ya sabéis cuáles son las lesiones más habituales que se dan en el pádel. Desde la Clínica Vegasalud siempre recomendamos que cuando estas molestias sean frecuentes deberá ser el médico quien valore el caso y el tratamiento a convenir pues en la mayoría de los casos los dolores remiten con el tratamiento fisioterapeútico. En Clínica Vegasalud ofrecemos tratamientos y servicios son personalizados y adaptados a tus necesidades. Puedes consultarnos cualquier duda a través del 673 87 43 34 o en info@clinicavegasalud.com.

Recuperación post COVID a través de la fisioterapia

Los efectos del COVID-19 a largo plazo son aún desconocidos, pero son muchos los pacientes que tras sufrir esta enfermedad les cuesta más de lo esperado volver a una vida física normal. Los fisioterapeutas han jugado un papel fundamental en la recuperación de las personas que han padecido COVID-19, sobre todo en aquellas en las que ha sido severo.
En nuestro post de hoy os contamos como conseguir una pronta recuperación post COVID a través de la fisioterapia.

 

RECUPERACIÓN POST COVID A TRAVÉS DE LA FISIOTERAPIA

RECUPERACIÓN POST COVID A TRAVÉS DE LA FISIOTERAPIA

 

Secuelas en pacientes que han padecido COVID-19

Los pacientes que han padecido COVID-19 pueden experimentar síntomas muy variados que afectan a su función diaria:

  • Deterioro de la función pulmonar
  • Debilidad muscular severa
  • Rigidez articular
  • Fatiga
  • Deficiencias musculoesqueléticas
  • Delirio y otros trastornos cognitivos
  • Dificultar para deglutir y comunicarse
  • Trastornos mentales y necesidad de apoyo psicológico
  • Síndrome de Fatiga Posviral (SPV)

Incluso aquellas personas que antes estaban sanas, tras su paso por esta enfermedad han encontrado dificultad a la hora de realizar tareas simples de su día a día. Es por eso que para una pronta recuperación los fisioterapeutas han sido una de las ayudas más importantes.

Recomendaciones para la recuperación tras padecer COVID-19

Como ya hemos dicho anteriormente, la infección por COVID-19 puede derivar en síntomas muy variados dependiendo de cada paciente y de la gravedad de su caso. Durante la fase aguda de la enfermedad, está totalmente contraindicado cualquier tipo de actividad física o fisioterapia respiratoria pero, en las fases posteriores es altamente recomendable. Por eso siempre es fundamental que se consulte con su médico y fisioterapeuta antes de realizar cualquier actividad física.

  • Si usted padece fiebre, malestar general, dolor, dificultad para respirar o siente un aumento de la fatiga, deberá evitar hacer cualquier ejercicio físico.
  • Aquellos pacientes que llevan más de 48 horas con ventilación mecánica o más de 24 horas sin posición decúbito prono y/o relajación neuromuscular se recomienda valorar el uso de movilización precoz.
  • Fisioterapia respiratoria. En función de las necesidades de cada paciente este tipo de fisioterapia es muy útil para la recuperación de la capacidad pulmonar.
  • Fisioterapia multidisciplinar (como la osteopatía) y ejercicio terapéutico.
  • Seguir realizando suave y progresivamente las labores habituales dentro de la casa, aseo personal, etc.
  • Realizar ejercicio de baja intensidad. Se recomienda realizar ejercicio físico a diario, siempre y cuando el estado físico y la
    sintomatología lo permitan, pero de baja intensidad durante los primeros meses.
  • Se recomienda hacer un descanso de 2-3 semanas antes de la vuelta al ejercicio.
  • Para la vuelta a la actividad física de alta intensidad se recomienda un descanso de 6 meses.

 

RECUPERACIÓN POST COVID A TRAVÉS DE LA FISIOTERAPIA

 

No sabemos qué efectos tendrá sobre la salud a largo plazo el COVID-19 pero sabemos que la fisioterapia es una gran aliada en la rehabilitación y recuperación de los pacientes que han sufrido esta enfermedad. En Clínica Vegasalud ofrecemos tratamientos y servicios son personalizados y adaptados a tus necesidades. Puedes consultarnos cualquier duda a través del 673 87 43 34 o en info@clinicavegasalud.com.

Trocanteritis de cadera, ¿qué es y cómo tratarla?

La trocanteritis o bursitis trocanterea es la inflamación de la parte lateral de la cadera debido a la inflamación de los tendones que se insertar en el trocánter y/o de la bolsa sinovial. Existen diferentes causas que provocan esta afección y para su tratamiento es importante tratar esta causa para evitar recidivas.

¿Cuáles son las causas de la trocanteritis de cadera?

  • Uso excesivo o tensión de la cadera al hacer ejercicio o estar parado durante períodos prolongados
  • Lesión de la cadera, como al sufrir una caída
  • Tener sobrepeso
  • Tener una pierna que es más larga que la otra
  • Espolones óseos en la cadera
  • Artritis en la cadera, la rodilla o el pie
  • Problemas dolorosos en el pie, tales como juanetes, callosidades, fascitis plantar o talón de Aquiles
  • Problemas de la columna vertebral, incluyendo escoliosis y artritis de la columna vertebral
  • Desbalance muscular que pone más tensión alrededor de los músculos de la cadera
  • Desgarre en los músculos de los glúteos
  • Infección (en pocas ocasiones).

Sin embargo, puede producirse en cualquier actividad o condición que supongan un sobreuso del musculo tensor de la fascia lata (separación o abducción de la cadera).

¿Cuáles son los principales síntomas de la trocanteritis de cadera?

Las personas que pueden sufrir principalmente esta dolencia son las mujeres de más de 40 años, los corredores de fondo y ciclistas también.

  1. Las mujeres la padecen por su forma sinuosa de caderas que provoca un roce con los músculos y tendones. Ese rozamiento provoca una irritación de las estructuras del alrededor del trocánter y acaba apareciendo una trocanteritis.
  2. Los deportistas por alteraciones en estas mismas estructuras por sobreuso y quizás por falta de estiramiento de las estructuras.
    • He visto trocanteritis en adolescentes que se han empeñado en realizar un entrenamiento severo en una máquina elíptica. Y a base de subir y bajar, subir y bajar desarrollaron una trocanteritis de libro!
  3. También se puede padecer de dolor en trocanter al haber implantado una prótesis de cadera. Y eso se debe a que a veces es difícil mantener la misma tensión de las partes blandas (o sea tendones y músculos). Si quedan más tensos de lo habitual se desencadena una trocanteritis.

Habitualmente los pacientes refieren dolor en la cara lateral del muslo y cadera, que aumenta al caminar y que puede irradiarse a lo largo de las piernas (lo que se conoce como Pseudo-radiculopatía). Por los hallazgos anteriores, con frecuencia estos enfermos son diagnosticados erróneamente de lumbociática. Normalmente los pacientes refieren que no pueden dormir de lado.

Los síntomas característicos de la bursitis de cadera son los siguientes:

  • dolor: en los primeros días suele ser agudo y luego se hace progresivamente más sordo y molesto. Es habitual sentirlo al levantarse de una silla o de la cama, si se duerme apoyando el cuerpo sobre el lado de la articulación afectada o si se permanece sentado durante un tiempo prolongado. Afecta a la articulación per sé, pero también es posible que se note al presionar sobre la piel
  • inflamación
  • sensación de calor en la zona de la articulación.

Tratamiento de la Trocanteritis de cadera en Almería

Mediante la fisioterapia, vamos a tratar de efectuar primero la recuperación de la estructura afectada. La base de acelerar el proceso de recuperación de la estructura, es fundamental para consolidar poco a poco la resolución del cuadro clínico, mediante la exposición progresiva de estrés del tejido para dicho fin. De este modo, se busca una readaptación funcional analítica, es decir, que esa estructura concreta afectada pueda ir recuperando su función de forma individualizada; junto a ello, se trabaja igualmente de forma global sobre la recuperación funcional de otras estructuras adyacentes a fin de su reeducación.

En nuestra clínica de fisioterapia en la Vega de Acá, procuraremos el mejor tratamiento de la trocanteritis, adaptando a lo que realmente necesites y utilizamos utilizar protocolos de readaptación a fin de conseguir una reeducación de la función global del conjunto de estructuras relacionadas con la inicialmente lesionada.

Las técnicas de fisioterapia van dirigidas principalmente a disminuir la inflamación y el dolor mediante termoterapia (aplicaciones de calor en fases crónicas o frío en fases agudas), masaje, corrientes analgésicas, estiramientos (especialmente banda iliotibial, tensor de la fascia lata, rotadores externos y extensores de cadera y cuádriceps), ejercicios para recuperar el rango de movimiento, la fuerza y la coordinación de la musculatura estabilizadora de la cadera.

Con la fisioterapia conseguiremos: por un lado, reducir la inflamación y el dolor  con técnicas de relajación de la musculatura, estiramientos, movilizaciones articulares… y por otro, potenciar la musculatura de la cadera y de la pierna que se encuentra debilitada mediante ejercicios.

Os dejamos este vídeo donde podéis ver al detalle todo lo que necesitas saber sobre esta dolencia y qué ejercicios podéis hacer en casa.

Las lesiones más comunes en verano en Almería

Verano, calor, playa, ejercicio… y lesiones. No nos libramos de ellas tampoco en esta época del año. Te hablamos de las más frecuentes y de cómo prevenirlas.

Las lesiones deportivas aumentan en el periodo estival, siendo las principales causas:

  • Largos periodos de inactividad deportiva durante el año.
  • Entrenamiento inadecuado y falta de técnica.
  • Utilización de material incorrecto para la práctica deportiva.

Los accidentes más comunes en verano se suelen originar lesiones en las extremidades derivadas de un accidente o de una mala postura durante el ejercicio físico. Esto puede hacer que tengas que guardar reposo y cuidar la zona afectada, lo que te restara un tiempo muy valioso para dedicar a otras actividades.

Este tipo de lesiones normalmente están causadas por la falta de preparación física. Esta inexperiencia inconsciente por la mayoría de personas que se aventuran a practicar o participar en competiciones para los que sus cuerpos no están preparados hacen que se originen lesiones de determinada gravedad, y además del dolor físico les produce una frustración que puede afectar al estado de ánimo y sus relaciones con el entorno.

Las lesiones con que nos encontramos en nuestro centro a la hora de hacer tratamientos de fisioterapia en Almería son:

Cervicales

Una de las lesiones más habituales en verano es el llamado “latigazo cervical”. Se produce, sobre todo, en pequeños accidentes de tráfico, cuando hay una colisión por detrás: en este tipo de impacto, el cinturón frena el cuerpo, pero el cuello se desplaza hacia delante. Es fundamental, para evitarlo, respetar la distancia de seguridad entre coche y coche, utilizar el cinturón y llevar el reposacabezas de manera que la parte superior del mismo coincida con la parte superior de nuestra cabeza.

Lesiones cuello y espalda

Lanzarnos a la piscina o tirarnos al agua en la playa de manera brusca está detrás de muchas de las lesiones de cuello y espalda que se suelen producir en verano. No hay que tirarse de manera brusca e irresponsable y es necesario conocer siempre la profundidad que hay antes de tirarnos de cabeza. No debemos olvidar que un acto de este tipo, en principio sin importancia, puede traer serias lesiones en la columna vertebral.

Esguinces y torceduras

En verano la práctica deportiva al aire libre aumenta, y con ello se incrementan las consultas en urgencias de traumatología por golpes y lesiones, siendo los esguinces y torceduras las lesiones más frecuentes, al igual que los traumatismos en los dedos de los pies, sobre todo se da en la práctica deportiva descalzos de deportes de impacto en la playa como fútbol, voleibol o palas.

lesión verano Almería

DECÁLOGO PARA LA PREVENCIÓN DE LAS LESIONES DEPORTIVAS

  1.  Actividad física progresiva. El deporte estival debe programarse de forma escalonada y progresiva. Hay que evitar hacer en pocos días lo que no se ha hecho en todo el año. El sobreesfuerzo sin preparación física genera lesiones por sobrecarga muscular y articular.
  2. Calentamiento antes de iniciar cualquier práctica deportiva. Dedicar unos 15 minutos al calentamiento de nuestro sistema osteomuscular nos permitirá que nuestros músculos, ligamentos y articulaciones estén preparados para el esfuerzo de la práctica deportiva.
  3. Finalización progresiva de la actividad física y estiramientos. Permite una redistribución de la sangre en el cuerpo y una relajación de las fibras musculares sometidas a una tensión y contracción intensa durante la práctica deportiva. Si realizas estiramientos correctos reducirás el cansancio muscular, favorecerás la movilidad articular y la resistencia muscular.
  4. Equipamiento adecuado. Muchas de las lesiones se producen por una falta de material deportivo adecuado, es imprescindible llevar el calzado corecto en función de la actividad a realizar, no es lo mismo unas botas para hacer senderismo que unas zapatillas para hacer “running”. El calzado inadecuado genera múltiples lesiones en los pies y en miembros inferiores (tobillo, rodillas, caderas). La ropa adecuada nos hará más confortable nuestra actividad, facilitará una transpiración correcta y evitará rozaduras y erosiones en la piel.
  5. Protecciones. Cada deporte es subsidiario de medidas de protección adecuadas y deben ser obligatorias para el deportista como cascos, guantes, coderas, rodilleras, espinilleras. Su utilización en caso de caídas minimizará las lesiones. La protección solar es fundamental para evitar lesiones en la piel si se van hacer actividades con exposición solar.
  6. Hidratación. En nuestro entorno las temperaturas son muy elevadas. El calor y el esfuerzo provoca sudoración intensa con pérdida de agua y electrolitos que hay que ir reponiendo de forma continua.
  7. Evitar los deporte en horas extremas de calor. Evitaremos deshidrataciones severas y cuadros sincopales o golpes de calor que pueden tener consecuencias graves.
  8. Enfriar las articulaciones. La crioterapia o utilización del frío en las articulaciones tiene efectos beneficiosos en nuestras articulaciones y músculos por su efecto vasoconstrictor, analgésica y antiinflamatorio.
  9. Establecer programaciones de la actividad. El deporte después de un periodo de inactividad requiere una práctica moderada y progresiva, incrementando las exigencias en función de la progresión del deportista. Los periodos de descanso son imprescindibles. Si se van hacer deportes de alta demanda o esfuerzo es imprescindible realizarse revisiones médicas con pruebas de esfuerzos antes de iniciar cualquier programa deportivo estival.
  10. Correcta alimentación. En ocasiones la actividad física estival se asocia con dietas hipocalóricas para adelgazamientos. El desequilibrio entre actividad física y alimentación, puede generar desequilibrios metabólicos con consecuencias patológicas. Es fundamental el aporte adecuado de nutrientes para estar en condiciones óptimas para la práctica deportiva.

Decálogo Vía Dr. Sánchez Alepuz

¿Cómo ayuda la fisioterapia a los enfermos de Alzheimer?

¿Cómo ayuda la fisioterapia a los enfermos de Alzheimer?

Se ha venido demostrando que hábitos saludables como mantener una alimentación sana, ejercitar el cerebro o controlar nuestra salud cardiovascular pueden retrasar la evolución de la enfermedad conocida por Alzheimer. Por su parte, algunos tratamientos no farmacológicos, como la fisioterapia, mejoran la calidad de vida de quienes la padecen. En nuestro centro de Almería podemos ayudar al paciente con Alzheimer a reducir el deterioro físico que suelen acusar.

Actividad mental

Mantener activo nuestro cerebro es fundamental en la lucha contra el alzhéimer. Realizar ejercicios como por ejemplo aprendiendo idiomas, o haciendo crucigramas estimula nuestra memoria, precisamente aquello sobre lo que incide esta demencia.

Salud cardiovascular

Existen estudios que interrelacionan el estado de salud cardiovascular con la aparición de demencia. Y es que enfermedades como la hipertensión o el colesterol ponen en riesgo no sólo a nuestro corazón, sino también a nuestro cerebro. Por ello, es necesario controlar desajustes, adquirir rutinas deportivas, gestionar el estrés o evitar hábitos nocivos como el tabaco, que puede llegar a aumentar la aparición de demencia un 45%.

Fisioterapia y Alzheimer en Almería.

El deterioro neurodegenerativo de esta enfermedad implica, al mismo tiempo, un deterioro físico acusado. Es frecuente que a lo largo del proceso los pacientes presenten rigidez, contracturas, problemas articulares o problemas de coordinación. Es en este punto donde la figura del fisioterapeuta cobra especial valor. La fisioterapia es, sin duda, una medida no farmacológica clave para mejorar la calidad de vida de los enfermos de alzhéimer.
El fisioterapeuta se enfrenta a un importante reto para el que no sólo necesita cualificación técnica, sino también empatía hacia el paciente y su familia.
El profesional tendrá que aplicar terapias de diferente índole en función de la fase de desarrollo de la enfermedad en la que se encuentre el paciente. Grosso modo, trabajará con el fin de proporcionarle autonomía e independencia.
Su actuación versará sobre puntos como la prevención de la incontinencia, el mantenimiento de las capacidades, la prevención de deformidades, la prevención de trastornos respiratorios o de la deglución o la prevención de úlceras, entre otros.
Como hemos venido diciendo, el alzhéimer es una enfermedad desconocida hasta el día de hoy. Encierra aún un sinfín de preguntas sin respuesta. Es también un hecho que esta demencia abarca múltiples facetas, y que, por tanto, debe afrontarse desde un punto de vista multidisciplinar.

Llámanos o pídenos cita de fisioterapia en Almería, en nuestra clínica de la Vega de acá.

Clínica de fisioterapia abierta en Almería con todas las medidas de seguridad para el Coronavirus

Plagiocefalia, braquiocefalia y escafocefalia. Asimetrías craneales y su tratamiento en fisioterapia

Las asimetrías craneales son anormalidades anatómicas que pueden sufrir los bebés, normalmente por hábitos posturales, aunque también se pueden debe a factores interinos o extrauterinos. La plagiocefalia, la braquiocefalia y la escafoceflia son las más comunes. Te contamos en qué consisten y cómo pueden tratarse con fisioterapia en Almería.

Leer más

Técnica miofascial en Almería: qué es y qué beneficios tiene

La técnica miofascial es un tipo de tratamiento muy interesante para recuperar la movilidad y aliviar el dolor en ciertas zonas del cuerpo. En este artículo te contamos en qué consiste exactamente la técnica miofascial en Almería y qué beneficios tiene. ¡Sigue leyendo!

¿Qué es la fascia?

Las fascias musculares son estructuras que, cuando pierden elasticidad y lubricidad, provocan rigidez, generando dolor en el músculo. Así, esto no solo afecta al aparato locomotor, sino que también afecta a sistemas como el nervioso, respiratorio o cardiovascular, impidiendo el correcto funcionamiento de los sistemas corporales.

Cabe destacar que existen dos tipos de fascia:

  • Fascia superficial: la que está adherida a la piel.
  • Fascia profunda: el tejido muscular más profundo, vísceras, huesos, nervios…

La fascia tiene una propiedad muy peculiar: puede remodelarse de manera continua, de alinease y acomodarse a las solicitudes tensionales del cuerpo y  de reorientar la dinámica corporal.

De este modo, la fascia puede alterarse por intervenciones quirúrgicas, posturas inadecuadas, traumatismo directo, sobreesfuerzos, etcétera.

¿Qué es la técnica miofascial en Almería?

La técnica miofascial es un tipo de tratamiento que está compuesto de métodos y técnicas que ayudan a trabajar las fascias musculares. Además, incluyen también una serie de ejercicios y técnicas de estiramiento para los diversos grupos musculares.

lumbalgia-almeria

¿Para quién es apta la técnica miofascial?

La técnica miofascial en Almería que realizamos en Clínica Vegasalud es un tratamiento espacialmente orientado a patologías como:

  • Lumbalgias, lumbociáticas, cervicalgias y dorsalgias.
  • Tendinitis.
  • Hombro doloroso.
  • Fibromialgia.
  • Tratamientos de recuperación postquirúrgica.
  • Fascitis plantar.
  • Disfunciones de la ATM.
  • Síndrome postlatigazo cervical.

Beneficios de la técnica miofascial

La técnica miofascial en Almería es un tratamiento muy popular, pues lo cierto es que tiene una serie de beneficios muy interesantes para los pacientes:

  • Ayuda a prevenir lesiones y problemas físicos provocados por una mala postura.
  • Mejora la postura corporal.
  • Evita la retención de líquidos y la celulitis.
  • Ayuda a eliminar toxinas.
  • Libera los músculos más sobrecargados.
  • Favorece la buena circulación de la sangre.
  • Gran efectividad en el tratamiento de patologías como artrosis, artritis o fibromialgias.
  • Elimina las restricciones fasciales y aumenta la movilidad de los tejidos del cuerpo.
  • Reduce el dolor localizado.

fisioterapia-almeria

Especialistas en técnica miofascial en Almería

En Clínica Vegasalud somos especialistas en técnica miofascial en Almería. Contamos con profesionales preparadores para llevar a cabo esta terapia, favoreciendo la recuperación de los tejidos musculares para conseguir que estos se mantengan en las condiciones más optimas.

Así, somos especialistas en fisioterapia y osteopatía: disponemos, en nuestra clínica, de la última tecnología de vanguardia y estamos al día de las últimas novedades en tratamientos. Queremos ser un referente en Almería y trabajamos cada día para ello.

Si estás sufriendo artrosis, artritis, tendinitis, fibromialgia, lumbalgia o alguna patología similar y te interesa probar los beneficios de la técnica miofascial en Almería, no dudes en consultarnos.

Podrás encontrarnos en la C/Francisco Javier Balbín, 4 (en La Vega de Acá, Almería).