El dolor de espalda es uno de los más comunes y que nos impide muchas veces realizar cierto tipo de actividades incluso, en casos extremos, no nos deja ni caminar cómodos. Por eso si tienes dolores de espalda, por leves y pasajeros que sean, no debes olvidarlos ya que pueden empeorar convirtiéndose en algo crónico.

QUÉ ES LA LUMBALGIA.

Lumbalgia o lumbago es el término usado para definir el dolor en la parte baja de la espalda donde están las vértebras lumbares.

Este tipo de dolores viene provocados por nuestro estilo de vida ya que podemos pasar muchas horas sentados, falta de ejercicio, posturas incorrectas, etc. Aunque también lo puede causar un sobreesfuerzo. En la 3 edad la artrosis y la osteoporosis son las principales causantes de la lumbalgia.

La lumbalgia presenta una serie de síntomas de muy sencilla identificación:

  • Dolor constante en la zona baja de la espalda

  • Dolor al tocar la zona

  • Espasmos musculares en la zona afectada

  • Dolor al movilizar la zona

  • Contracturas en la parte baja de la espalda o zonas cercanas

dolor espalda almeria

Si padeces de algunos de estos síntomas y además sabes que tu estilo de vida no es el adecuado, no lo dejes pasar y contacta con un médico que pueda aconsejarte.

DIFERENCIA CIÁTICA Y LUMBALGIA

¿No son lo mismo? Casi pero no. La ciática es un tipo de dolor provocado por el nervio ciático que empieza en la parte baja de la espalda y baja por la pierna. Es el mayor nervio del cuerpo humano y cuando se inflama el dolor suele ser más agudo en la pierna que en la parte baja de la espalda. Sin embargo, el lumbago, es un dolor muscular donde el dolor se encuentra agudizado en la parte baja de la espalda. Al ser ambos dolores provocados por distintos agentes, los tratamientos también son distintos.

TRATAMIENTOS LUMBALGIA ALMERÍA

Ya explicados los posibles causantes y los síntomas de la lumbalgia vamos a comentar los posibles tratamientos. Lo primordial es que un profesional lo valore. Sepa que no por tomar analgésicos se curará el dolor, simplemente lo mitigara mientras se esté medicando.

Este tipo de lesiones pueden volverse crónicas y muy molestas, para evitar eso se deberá corregir hábitos de vida y posturales pero primero tenemos que eliminar el dolor en la zona. Para ello existen los siguientes tratamientos:

  • Tens

    Combinación de altas y bajas frecuencias para que el paciente controle el dolor.

  • Masaje

  • Ultrasonido

    La vibración del sonido es antinflamatorio  y calma el dolor en la zona.

  • Diatermia capacitiva

    Es de las técnicas más potentes y eficaces.

  • Radarterapia

    Es un modo de aplicar calor.

  • Infrarrojos

    Aplicación de calor extremo que bloquea la transmisión del nervio y produce relajación muscular.

Además de estos tratamientos hay una serie de recomendaciones para que los pacientes puedan trabajar sobre este dolor desde casa. Aunque parezca mentira, lo ideal es evitar el reposos en cama e intentar mantenerse lo más activo posible siempre evitando la sobrecarga. El fisioterapeuta deberá enseñarle sobre higiene postural para corregir los malos hábitos y también puede enseñarle ejercicios para realizar en casa que complementan los tratamientos. Ejercicios como pilates, plancha abdominal o latera, etc. ayudan a tratar este tipo de lesiones.

Si desea más información o que algún profesional lo examine para saber si necesita tratamiento no dude en llamarnos para que podamos ayudarle. Y recuerde que hay que mantenerse activo para evitar este tipo de lesiones. Vida sana, vida alegre.