Lesiones deportes de invierno | Clínica Vegasalud

Lesiones en los deportes de invierno: las más comunes y cómo evitarlas

Durante los meses de enero y febrero, y más ahora con la nieve que ha dejado Filomena, es el momento perfecto para practicar deportes de invierno como esquí o snowboard. Si bien es cierto que ningún deporte está libre del riesgo a lesionarse podemos reducir la posibilidad con las precauciones adecuadas. En el artículo de hoy os contamos las lesiones más comunes en los deportes de invierno y cómo evitarlas.

Lesiones deportes de invierno | Clínica Vegasalud

Los deportes de invierno son una manera excelente de mantener la actividad física durante los meses de más frío cuando el resto de deportes se hace algo más complicado de practicar. El esquí, el snowboard o el patinaje sobre hielo nos ayudarán a mantener un buen estado de nuestro cuerpo y salud física, además de ser actividades muy divertidas. Pero como en cualquier otro deporte, las lesiones, si uno no se prepara, son habituales, sobre todo a final de la jornada cuando hace frío, estás cansado pero aún así intentas esforzarte en esa última carrera.

Lesiones más comunes en los deportes de invierno

Como ya hemos dicho, en cualquier deporte pueden ocurrir lesiones, pero los deportes de invierno tienen una dificultad añadida al ejecutarse en condiciones meteorológicas adversas: bajas temperaturas, humedad, hielo, nieve dura, …

Estas son las lesiones más comunes, debidas generalmente, a gestos incorrectos o malas prácticas.

Luxaciones de hombro

Al golpearnos sobre una superficie dura como puede ser la nieve o el hielo, corremos el riesgo de dislocarnos el hombro. Esta lesión, extremadamente dolorosa, necesita atención médica inmediata pues puede derivar en hombro congelado o inmóvil.

Lesiones de espalda

Los golpes en la espalda con traumatismos en la cabeza suelen ser frecuentes en deportes como el snowboard en el que el deportista suele caerse hacia atrás. Se debe tener mucho cuidado pues si el impacto es muy fuerte, se puede llegar a dañar órganos internos.

Pulgar del esquiador

Esta lesión ocurre cuando un esquiador cae y dobla la mano hacia atrás para sujetar el palo de esquí. Esto hace que el ligamento de la articulación del pulgar se rasgue y en algunos casos, la falange (hueso del pulgar) se fracture. Es por eso que en el esquí, si sufres una caída, lo mejor es que sueltes los palos.

Lesión de rodilla

Esta es la lesión más habitual entre los que practican los deportes de invierno pues la rodilla es la articulación que más esfuerzo soporta. Las lesiones más frecuentes se producen cuando se da la rotación de la rodilla sobre el tobillo fijado a la bota. Mantener la postura adecuada cuando practicamos deporte es imprescindible para que las rodillas no sufran tanto impacto.

Esguince

Otra lesión bastante habitual son los esguinces, sobre todo para aquellos que practican esquí de fondo porque la bota es blanda y más baja. Los esguinces leves necesitan poco más que una bolsa de hielo y elevación. En cualquier caso, es importante recibir tratamiento de inmediato pues de lo contrario, podríamos desarrollar problemas más serios que nos dificulten en el futuro.

Consejos para prevenir las lesiones en los deportes de invierno

Las lesiones mientras practicamos deporte no siempre se pueden evitar, pero siguiendo unos sencillos consejos podemos hacer que la probabilidad de sufrirlas sea mucho menor.

  • Haz descansos de forma regular. El agotamiento muscular puede aumentar la posibilidad de lesión. Aprovecha esos descansos para hidratarte, tomar un tentempié (fruta y frutos secos son imprescindibles en nuestra mochila) y recuperarte.
  • Vigila la previsión del tiempo. En invierno hay que tener mucho cuidado con los temporales. Un día soleado se puede convertir en frío y oscuro. Las previsiones en sitios de montaña han de mirarse de manera muy frecuente.
  • No vayas solo. Si vas solo, fuera de pista y sufres una lesión el riesgo de que no puedas obtener ayuda es mucho mayor.
  • Calienta antes siempre. Los músculos se tensan cuando baja la temperatura y los vasos sanguíneos se contraen. Como resultado, es más probable que se desarrolle un calambre muscular, y eso aumenta el riesgo de una lesión más grave.
  • Usa un buen equipo de protección. Las lesiones más comunes en los deportes de invierno se pueden minimizar, o prevenir por completo, usando un equipo de protección adecuado. Casco, coderas, rodilleras, muñequeras o gafas de sol son muy importantes.
  • Usa la ropa adecuada. La ropa de invierno debe mantenernos abrigado y protegernos de las quemaduras del sol, de viento y de la congelación. Además, ha de ser flexible y que nos de libertad de movimiento.
  • Revisa el estado de tu equipo. Asegúrate de que nada esté defectuoso y de que el material (esquís, botas, patines, tabla etc.) está en buenas condiciones.
  • Practica las técnicas adecuadas. Una postura inadecuada o utilizar mal el equipo hace que tengamos muchas más posibilidades de sufrir una lesión. Aprender a practicar el deporte debidamente es muy importante en este tipo de deportes.
  • Aprende a caer. Es muy importante aprender a caer bien pues las caídas en un tipo de suelo tan duro como es la nieve o el hielo pueden derivar en lesiones de espalda y médula.
  • Reconoce tus limitaciones. De nada sirve forzarse demasiado o intentar hacer pistas y técnicas sin la experiencia necesaria. Esto solo derivará en lesiones innecesarias.

Lesiones deportes de invierno | Clínica Vegasalud

Ahora que ya sabéis cuáles son las lesiones más habituales en los deportes de invierno y cómo evitarlas os recomendamos que ante todo seáis precavidos y prudentes practicando este tipo de deportes y que siempre sigáis las reglas.

Desde la Clínica Vegasalud siempre recomendamos que cuando estas molestias sean frecuentes deberá ser el médico quien valore el caso y el tratamiento a convenir pues en la mayoría de los casos los dolores remiten con el tratamiento fisioterapeútico. En Clínica Vegasalud ofrecemos tratamientos y servicios son personalizados y adaptados a tus necesidades. Puedes consultarnos cualquier duda a través del 673 87 43 34 o en info@clinicavegasalud.com.